Seleccionar página

Cerrajeros Autorizados
Una de las cosas las primeras cosas que debemos hacer al mudarnos o tomar posesión de algún establecimiento es instalar nuevas cerraduras de pomo, ya que de esta forma aseguramos mantener la privacidad de las habitaciones y espacios. Los pasos a seguir no son nada del otro mundo, así que puedes relajarte y leer con calma cómo aprender a instalar este mecanismo.
Consideraciones previas
Considera que las cerraduras de pomo son solamente útiles para puertas de madera o de plástico, y que solamente pueden ser usadas cuando no se busca una mayor seguridad.
Sino solamente resguardar una habitación, ya que estos sistemas pueden ser fácilmente atacados por cualquiera que se lo proponga, así que es necesario que tomes las previsiones correspondientes.
También estudia la calidad del tipo de cerradura que vayas utilizar, que sea preferiblemente de metal (acero y no aluminio), por el hecho de que son más duraderas y las más fáciles de conseguir en cualquier establecimiento de ferretería.
Quedará a tu gusto el tipo de diseño que desees para el tipo de puerta que quieras asegurar.
Instrucciones para instalar tu cerradura de pomo
En la mayoría de los sets de cerraduras de pomo éstas vienen ya armadas. Lo único que te tocaría es desarmar parte de unos de los mecanismos:
Presiona con cuidado un pequeño orificio o botón ubicado en el cilindro del pomo, de esta forma podrás extraer las piezas que lo conforman.
Separa las chapas y los anillos de fijación, de esta forma te quedará uno de los cilindros desnudos.
Este extremo lo insertarás dentro de la abertura de la puerta.
Verifica que quede el mecanismo del cerrojo viendo hacia el canto de la puerta y hacia la abertura de la misma.
Una vez sincronizados los espacios, procede a insertar los anillos de sujeción en el cilindro desnudo. Fíjalos tal y como iban insertados antes.
Luego procede colocar la chapa y por último el pomo.
Con ya ambos pomos listos, sigue con la colocación del cerrojo. Fíjalo con los tornillos correspondientes y que encaje de forma segura dentro del eje que previamente habrías ubicado. Recuerda que no puede quedar descuadrado ya que si es así la puerta no cerrará de completamente.
Con todo el sistema ya montado verifica que cierre la puerta (sin colocarla en el marco definitivamente) y verifica que los botones de seguridad sirven de forma completa.
En caso de que los pomos no giren de forma completa desmonta solo uno de los extremos y prueba si el mecanismo no está bien encajado.
Los pasos no son nada del otro mundo y puedes realizarlos con completa autonomía sin necesidad de contratar a un cerrajero.
Recuerda que estas cerraduras solamente deben usarse para puertas internas de los hogares o establecimientos, ya que su seguridad puede ser fácilmente vulnerada por cualquiera con la suficiente experiencia.
Prueba varias veces el mecanismo antes de atreverte a cerrar completamente la puerta, de esta forma podrás evitar cualquier accidente no previsto y que complique tu instalación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies