Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
En muchas ocasiones nuestras cerraduras pueden llegar a presentar problemas al momento de cerrarlas, ya sea por defectos en el mecanismo, falta de mantenimiento o simplemente porque ya la cerradura cumplió con su tiempo de vida útil.
Cuando esto te suceda no hace falta llamar a un cerrajero profesional, ya que cambiar una cerradura es una de las tareas más fáciles que se pueden llevar a cabo en la casa. Así que a continuación te enseñaremos como hacerlo, lo cual te hará sentir muy orgulloso, sin contar que ahorrarás bastante dinero.
Lo primero que debes hacer es retirar la cerradura de la puerta, lo cual puedes hacer retirando el pasador que fija el picaporte con la ayuda de un punzón o algo similar.
Luego saca el eje que une los picaportes. Después retira los tornillos que sujetan la cerradura a la madera y retiramos la cerradura dándole un pequeño golpe para aflojarla.
Limpiamos el orificio donde estaba la cerradura y colocamos la cerradura nueva. Si vemos que la misma no encaja de forma perfecta revisamos y lijamos o enmasillamos lo que haga falta.
Solo tenemos que repetir los pasos que hicimos para quitar la cerradura pero a la inversa y verás lo fácil que es colocar una cerradura nueva en nuestra puerta sin necesidad de llamar a un cerrajero profesional.
En muchas ocasiones no es necesario cambiar la cerradura, sino que simplemente estas llegan a ponerse duras y lo que les hace falta es que sean engrasadas para que el mecanismo gire sin problemas. En estos casos simplemente retiras las cerradura y le pones unas gotas de aceite mineral haces girar la cerradura para que el aceite pase por todo el mecanismo y listo, vuelves a poner la cerradura en su lugar.
Como cambiar el cilindro
El cilindro de la cerradura es la pieza más importante de la misma y de que este se mantenga en buenas condiciones depende mucho la seguridad de nuestro hogar. Y es por esto que siempre se debe mantener el cilindro de la puerta en perfectas condiciones puesto que de esto depende el que podamos abrir o no la puerta de nuestro hogar.
Cambiar el cilindro o bombín de una puerta es una labor bastante sencilla y no hace falta llamar a un cerrajero para que lo haga. Lo único que se necesita es tener a mano un destornillador ya sea plano o de estrías de acuerdo al modelo del cilindro.
Lo primero que debes hacer es comprar un cilindro del mismo modelo que esta puesto en la puerta y para esto es recomendable ir a la ferretería con el cilindro que se va a cambiar para tener la seguridad de lo que estamos comprando.
Ya teniendo el bombín adecuado para tu puerta, simplemente debes aflojar el tornillo ubicado en el canto de la puerta y que se encuentra alineado con el bombín. Una vez hecho esto empuja el bombín (es posible que tengas que meter la llave en el bombín y hacerla girar un poco), para que este salga.
Una vez retirado el cilindro viejo, coloca el nuevo manteniendo la llave puesta y fija el mismo con el tornillo que va en el canto de la puerta debiendo apretar los tornillos con mucho cuidado de no apretarlos demasiado para no forzar el bombín y menos la cerradura y luego instalar el resto de las piezas que se hayan desmontado de la cerradura.
Como vez es muy sencillo cambiar el cilindro de una cerradura, lo único que necesitas es tener a tu alcance las herramientas necesarias (destornillador y cilindro).

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies